EL VIÑEDO
Sobre la D.O. Ribera del Duero
El río Duero, que da su nombre a la Denominación de Origen “Ribera del Duero”, está muy relacionado con el origen de la viña y el vino. Siendo la zona vitivinícola del llamado “Alto Duero” tiene 110 km. de largo y 30 km. de ancho. Comprende los términos municipales de Burgos, Soria, Valladolid, Segovia y tiene al río Duero como eje central. Hace más de dos mil años, los pobladores de dicha cuenca del Duero utilizaron su cauce para intercambiar mercancía, entre ellos, el vino, como demuestra el mosaico con alegorías báquicas de la población de Valdearados.

En el Valle del Duero se asentaron a partir del siglo XI las órdenes religiosas fundando numerosos monasterios en sus riberas. Los monjes planificaron la viticultura del valle enseñando las nuevas técnica y desde entonces, y hasta nuestros días, se ha mantenido el cultivo de la vid. Pero la revelación de las posibilidades de los vinos de la Ribera llega con la creación de la D.O. Ribera del Duero en 1982.
La Ribera del Duero se caracteriza en líneas generales por una pluviometría moderada-baja (400-600 mm.) unida a veranos secos, inviernos rigurosos y muy largos con oscilaciones térmicas acusadas. Los suelos son arcillosos alternando con capas calizas.

Sobre nuestros viñedos
Bodegas Valparaíso cuenta con más de 66 hectáreas de viñedo propio mayoritariamente de Tempranillo (Tinta fina o Tinta del país) , el más cercano a la bodega, en el término municipal de Quitana del Pidio data de principios del S. XX, plantado en vaso y dos de principios del S. XXI, en espaldera. Éstos se encuentran en dos zonas perfectamente delimitadas, el viñedo de Pesquera (Valladolid) a 925m. El otro viñedo joven, en Sotillo (Burgos) se encuentra a 825 m.